Cómo hacer una buena revisión de objetivos

¿Quieres hacer una revisión de objetivos pero te sientes perdida? ¿No sabes por dónde empezar? ¿Querrías hacer una revisión eficiente?

Si has respondido “Sí” a alguna de estas preguntas estás en el lugar adecuado.

Como emprendedoras es importante que cada cierto tiempo revisemos nuestros objetivos. Hay mucha información escondida en los resultados que hemos obtenido.

En las últimas sesiones que he tenido con mis clientas me comentaron que, cuando revisan sus objetivos, solo se centran en ver qué se ha conseguido y qué no, sin entrar en más detalle.

Al ver esta realidad, decidí crear este artículo con el objetivo de compartir contigo toda la información necesaria relacionada con realizar una correcta revisión de objetivos.

Revisión de objetivos

¿Por qué tengo que hacer una revisión de objetivos?

Como te decía al principio, como emprededora es importante que dediques un tiempo a revisar los resultados que has obtenido.

Cuando revisas los resultados puedes ver qué ha funcionado bien, qué no ha funcionado y qué puedo mejorar.

Con esta información puedes utilizar el pasado para mejorar tu presente y tu futuro.

Además, puedo asegurarte de primera mano que, cuando revisas tus objetivos a tiempo, puedes ahorrarte muchos disgustos.

¿Cuándo realizar una revisión de objetivos?

Los objetivos puedes revisarlos en el momento que tú consideres oportuno. No hay un número correcto o incorrecto. No obstante, en mi caso lo que yo hago y lo que mis clientas suelen hacer es lo siguiente:

Dividimos nuestros objetivos globales en pequeños objetivos mensuales. Una vez que los tenemos divididos de forma mensual, nos planificamos una revisión trimestral. Por tanto, hacemos cuatro revisiones al año.

Por supuesto, la revisión anual la realizamos de forma más exhaustiva, pero al realizar cuatro revisiones podemos detectar a tiempo cualquier error o circunstancia que nos impida estar donde queremos estar.

Como te decía al principio del apartado, no hay un número incorrecto o correcto, debes encontrar el idóneo para ti y tu proyecto.

¿Cómo tiene que ser una buena revisión de objetivos?

Para hacer una correcta revisión de objetivos, he desarrollado una estrategia de 5 pasos que voy a compartir a continuación contigo:

Paso 1: Análisis

El primer paso es tener delante los objetivos que nos habíamos planteado, es decir, analizar lo que nos propusimos realizar.

Es importante que te sientes en un lugar tranquilo, sin distracciones y que tengas delante los datos que necesitas para hacer la revisión.

Check de resultados

Paso 2: Preguntas retrospectivas

Una vez que tienes los objetivos delante, es el momento de ser honesta contigo y responder a estas dos preguntas:

  • ¿Qué he conseguido ya?
  • ¿Qué me queda por conseguir?

Una vez que contestes a estas preguntas puedes hacer dos listas separando lo ya conseguido con lo que aún tienes que lograr.

Paso 3: Aprendizajes y errores

Ahora que ya tienes delante los objetivos conseguidos y los que quedan por conseguir, es el momento de ver los aprendizajes que hemos obtenido mientras intentábamos lograr dichos objetivos.

Para ayudarte, voy a compartir contigo las 5 preguntas que yo suelo hacerme a mí misma cuando quiero conocer mis aprendizajes:

  1. ¿Qué has aprendido?
  2. ¿Cuáles son las enseñanzas que te has llevado?
  3. ¿Qué quieres seguir haciendo?
  4. ¿Qué no quieres seguir haciendo?
  5. ¿Qué puedes mejorar?

Paso 4: Mirada hacia el futuro

Todo lo que has vivido ha tenido un para qué, te ha llevado a estar donde estás hoy. Sin embargo, no todo lo tienes que seguir aplicando ni utilizando en estos momentos, pues hay cosas que no es necesario que sigas realizando.

Por este motivo, es el momento de que decidas con qué te quedas y qué dejas atrás.

¿Cómo lo vas a hacer?

Teniendo claro tus objetivos. Quédate con aquello que te acerque a tus objetivos y deja atrás lo que te aleje de los mismos, como les digo a mis clientas: es el momento de reciclar.

Paso 5: Planifica

El último paso para realizar una correcta revisión de objetivos es planificar.

Ahora que ya sabes con qué te vas a quedar, los aprendizajes que has tenido y lo que quieres dejar atrás, llega el momento de planificar paso a paso cómo va a ser tu siguiente meta.

Para ello, puedes responder a estas preguntas:

¿Qué quiero conseguir?

¿Cuándo lo quiero conseguir?

¿Cómo lo puedo conseguir?

¿Cuál es la mejor forma de lograrlo?

En definitiva, no menosprecies la información que se obtiene al hacer una revisión de tus objetivos. Se trata te utilizar el pasado para mejorar tu presente y tu futuro.

¿Qué haces tú para revisar tus objetivos?

¡Nos vemos en los comentarios!

Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba