Cómo ser más disciplinada para tener éxito

¿Te gustaría ser más disciplinada en tu vida? ¿Quieres dejar de saltar de tarea en tarea? ¿Quieres aprender nuevas técnicas para conseguirlo?

Si has respondido “SÍ” a alguna de estas preguntas, estás en el lugar adecuado.

En el artículo de hoy voy a hablarte sobre la disciplina y lo importante que es cuando emprendemos, pero antes de nada quiero compartir contigo una frase que me dijo uno de mis mentores:

Se llega más lejos siendo disciplinada que con talento.

No sé por qué razón esta frase se me ha quedado muy grabada y me sirve siempre como guía cuando voy a tomar decisiones.

Lo que mi mentor me quería decir en ese momento es que puedo ser una mujer muy talentosa y tener muchas cualidades positivas, pero si no consigo ser una persona disciplinada es muy probable que me acabe alejando del éxito.

No sé que opinas tú pero para mí tiene toda la lógica del mundo y, por esta razón, en el artículo de hoy quiero hablarte sobre los aspectos claves de la disciplina.

Emprendedora disciplinada

¿Cómo es una persona disciplinada?

Antes de decirte cómo puedes desarrollar la disciplina, quiero decirte alguna de las características más importantes que tiene una persona disciplinada:

  • Se enfoca en sus metas, es capaz de centrarse en sus objetivos hasta cumplirlos.
  • Cuida de su cuerpo, mente y alma. Una persona disciplinada sabe que debe cuidar de sí misma por lo siempre tiene presente aquello que realmente le hace sentir mejor.
  • Mantienen alta su autoestima, como decíamos antes, es una persona que cuida de sí misma por lo que tiene amor propio y eso hace que se eleve su autoestima, pues sabe que es capaz de lograr lo que se proponga.
  • Una persona responsable. Otra de las claves es la capacidad que tienen para asumir su responsabilidad y ser conscientes de que son los únicos responsables de cambiar su realidad actual.
  • Es perseverante, lo que significa que es capaz de persistir, insistir y avanzar para conseguir lo que se proponga.
  • Es capaz de dominar sus emociones, no deja que sean ellas las que manden sino que tiene tal autoconocimiento que sabe perfectamente cómo debe actuar.

Debes saber que la disciplina implica hacer cosas que a veces no nos apetece nada hacer, pero sabemos que debemos hacerlo para conseguir nuestros objetivos. Por tanto, si quieres ser una persona disciplinada debes tener en cuenta que has de descubrir la forma de sacar la motivación de donde haga falta.

¿Cómo podemos desarrollar la disciplina?

No me voy a andar con rodeos en este tema, ser una persona disciplinada requiere de adquirir un hábito: el hábito de ser disciplinada.

Como sabes, adquirir un hábito no se consigue de la noche a la mañana, requiere de tiempo y, sobre todo de práctica. Por ello, he de decirte que no hay una fórmula mágica que te convierta en una persona disciplinada de la noche a la mañana pero sí quiero darte algunos tips que te permitan recorrer un camino más fácil.

Crear el hábito de la disciplina

Tips para desarrollar la disciplina:

≫ Ponte el mismo horario cada día

Algo que te va a ayudar a crear un hábito es tener siempre el mismo horario para realizar una determinada actividad. Por ejemplo, si quieres ser salir a correr, elije un horario que puedes realizar: los lunes, miércoles y viernes de 19:00h a 20:00h.

Mientras más específica sea más fácil le va a resultar a tu cerebro ponerse manos a la obra.

≫ Definir un mismo lugar

Algo que funciona muy bien es que tengas siempre un lugar para realizar esa actividad.

Por ejemplo, si estás escribiendo un libro define un lugar al que puedas ir siempre que desees escribir y, de esa forma, acostumbras al cerebro qué debe hacer en cada lugar.

≫ Póntelo fácil

Ayúdate a ti misma durante el proceso, si hay algo que te cuesta hacer, crea condiciones favorables para que consigas lo que quieres.

Volviendo al ejemplo de correr, si es algo que te cuesta, póntelo fácil dejando la ropa preparada, las deportivas en la puerta, etc. para que cuando llegue el momento de hacerlo no te suponga un reto cumplir con tu objetivo.

Conclusiones

Como has podido ver, cualquier persona que haya logrado el éxito en su vida ha incorporado el hábito de ser disciplinado y conseguir lo que se propone. Si tú también quieres conseguirlo, simplemente tienes que modelar lo que están haciendo estas personas.

No vas a ser disciplinada de la noche a la mañana pero si lo sigues prolongando en el tiempo ese hábito nunca llegará a ser parte de tu vida. Tu labor ahora es decidir qué vas a hacer para incorporar ese hábito en tu vida.

⚠️ Recuerda: Conocimiento es saberlo y sabiduría es aplicarlo.

¿Qué vas a empezar a aplicar?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba