7 Consejos para conseguir levantarte temprano y con energía

¿Te cuesta levantarte temprano? ¿Te gustaría poder madrugar y aprovechar más el día?

Puede que hasta ahora te hayas dicho algo como: “No soy una persona de mañana, no puedo levantarme temprano”.

Hoy quiero decirte que sí, sí puedes. Puedes levantarte temprano si es lo que realmente quieres y, en este artículo quiero darte algunos consejos que a mí me ayudaron cuando quise incorporar el hábito de madrugar en mi vida.

Levantarte temprano y descansar

¿Es obligatorio que tenga que levantarme temprano?

La respuesta es no, no es obligatorio.

Este artículo es para ti si crees que madrugar te va a ayudar a ser más productiva, pero hasta el momento te ha costado adquirir este hábito.

No obstante, puede que seas una persona que eres más productiva por la tarde y te gusta organizarte sin tener que madrugar. Esta opción es perfecta también, tú te conoces mejor que nadie y sabes qué es lo que tu cuerpo te pide.

Dicho esto, continúa leyendo el artículo si deseas levantarte más pronto pero necesitas un empujoncito.

Beneficios de levantarse temprano

Te voy a hablar desde mi experiencia. Yo noto una gran diferencia los días que me levanto temprano de los que no. A continuación te comparto los beneficios que yo obtengo los días que me levanto más pronto:

  • Veo todo con más calma, mi día comienza antes.
  • Tengo más tiempo para realizar los objetivos que realmente me importan.
  • Mi productividad aumenta porque apenas tengo distracciones.
  • Siento que gano horas productivas.
  • No tengo la sensación de ir deprisa y corriendo desde primera hora de la mañana.

7 Consejos para levantarte temprano

Con estos 7 consejos quiero romper el mito que te nombraba al principio del artículo: “No soy una persona de mañana, no puedo levantarme temprano”.

Como te dije, si quieres levantarte pronto puedes hacerlo, pero repito: el primer paso es querer.

Cuando digo querer no me refiero a que lo desees porque has oído que te puede aportar beneficios, debes saber cuál es tu motivación. Así que ahí van los 7 consejos:

1. Conoce tu motivación

Responde a las siguientes preguntas:

¿Para qué quieres levantarte más temprano?

¿Qué quieres conseguir al madrugar?

Conocer tu motivación es un paso imprescindible para que sepas exactamente por qué vas a levantarte cuando suene el despertador más pronto de lo que tú estás acostumbrada.

Motivación

2. Descansa la noche anterior

Es importante que cuando suene la alarma para despertarte te sientas descansada y notes que has conseguido recargar las pilas.

Si quieres más información sobre un descanso correcto puedes leer mi artículo 8 trucos para dormir bien y descansar.

3. Tener horarios constantes

Cuando tienes horarios constantes, es decir, te levantas y te acuestas a la misma hora, ayudas a tu cerebro a crear un hábito.

En el momento en el que consigues incorporar el hábito de levantarte pronto todo va rodado, sin embargo, para llegar a ese punto primero tienes que ayudar a tu mente a que se acostumbre teniendo horarios constantes.

4. Incorpora rutinas en la mañana

Otro consejo que te puedo dar para ayudarte a levantarte más temprano es el de incorporar rutinas en la mañana.

Sin lugar a dudas, incorporar rutinas es lo que ha hecho que me levante motivada por la mañana.

Puedes incorporar la rutina que más te guste y te motive: hacer deporte, meditar, dar un paseo o prepararte un buen desayuno. Sea la rutina que sea te va a ayudar a que no apagues la alarma y te vuelvas a dormir, pues tienes una tarea que realizar.

5. Hacerte responsable

En este blog siempre hablamos de que hemos de enfocarnos en aquello que está en nuestras manos para lograr nuestros objetivos, es decir, debemos enfocarnos en nuestro círculo de influencia.

Has de hacerte tú la responsable de adquirir el hábito de levantarte temprano, está en tus manos hacer todo lo posible para que lo incorpores.

Tomar responsabilidad

6. Crea un ambiente que te ayude

Cuando suena la alama tienes dos opciones: levantarte o seguir durmiendo.

Si lo que quieres es levantarte, ayúdate a ti misma a crear un ambiente que te ayude a desperezarte, por ejemplo:

  • Prepara la ropa el día anterior.
  • Levántate y lávate la cara.
  • Bebe agua al levantarte y activa tu metabolismo.
  • Haz la cama.

Elige las herramientas que más puedan ayudarte pero póntelo fácil.

7. Recompensa

El último consejo que voy a darte es el de la recompensa. Debes premiarte a ti misma por los logros conseguidos, de esta forma te mantendrás motivada para seguir avanzando.

Por ejemplo, regálate algo cuando consigas estar 7 días seguidos levantándote pronto. No tiene por qué ser algo material, puedes regalarte un baño, una tarde de películas o un paseo.

Da igual la forma que elijas de recompensarte pero hazlo.

Ahora que ya tienes algunas herramientas que te pueden ayudar a levantarte más temprano, ¿con cuál vas a empezar?

⚠️ Recuerda: Conocimiento es saberlo y sabiduría es aplicarlo.

¿Cuál vas a aplicar?

¡Nos vemos en los comentarios!

Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba