La escucha activa, una herramienta clave para una líder

¿Quieres saber cuál es una de las claves que tiene una gran líder? ¿Quieres conocer todos los beneficios que te puede proporcionar la escucha activa?

Antes de explicarte nada sobre la escucha activa quiero exponerte una situación:

Te encuentras con alguien, un amigo, familiar o persona a la que llevas mucho tiempo sin ver. Empiezas a entablar una “conversación” con esa persona y te vas dando cuenta de que solo habla ella, te interrumpe constantemente, solo habla de sí mismo/a y, además, no te deja acabar tus frases.

¿Te resulta familiar esta situación?

A mí personalmente me ha pasado decenas de veces y he de decirte que no me gusta el sabor de boca que se me queda tras una situación así.

Por esta razón, creo que es fundamental que seamos capaces de escuchar activamente a las personas con las que hablamos y, si tenemos un equipo a nuestro cargo, la escucha activa se vuelve en un requisito casi esencial que debes tener como líder.

¿Por qué?

Muy sencillo, si una persona no está escuchando activamente no genera confianza, de hecho, transmite todo lo contrario, da la sensación de que no le interesa nada lo que estás contado y, por supuesto, no parece preocuparle lo más mínimo.

Por el contrario, una persona que es capaz de escuchar a los demás muestra empatía pero sobre todo genera confianza, pues es capaz de exteriorizar su interés por los demás.

¿Quieres ser una líder que genere confianza?

No hay excusas, debes escuchar activamente a tu equipo, todos podemos aprender a hacerlo.

Emprendedoras escuchando activamente

¿Qué es la escucha activa?

La escucha activa es un concepto muy sencillo pero muy complejo a la vez, pues hay que tener en cuenta dos factores principales. Una persona que escucha activamente es capaz de:

  • Demostrar que ha entendido lo que la otra persona quiere transmitir.
  • Estar en el momento presente, es decir, mostrar plena atención a la persona que tenemos delante.

Si me conoces un poco y sabes mi historia, sabrás que durante muchos años estuve trabajando en Recursos Humanos y puedo decirte con total transparencia que he visto como muchos profesionales no tenían éxito en sus negocios o trabajos por no saber escuchar.

No prestaban atención a lo que sus clientes quieren y, sobre todo, no prestaban atención a lo que su equipo demanda.

Puede que ahora te preguntes algo así: ¿por qué los demás no confían en mí?

Yo te invito a que cambies la pregunta y te cuestiones lo siguiente:

¿Qué estoy haciendo yo para que esto ocurra?

Si aprendes a poner el foco en lo que tú puedes cambiar pronto empezarás a aceptar las peticiones que las personas de tu entorno te hagan con el objetivo de mejorar tu forma de comunicación y, por ende, tu negocio.

3 Formas de mejorar tu escucha activa

Ahora que ya conoces cómo puede ayudarte la escucha activa en tu vida y en tu negocio, es el momento de que te dé algunas técnicas y/o herramientas para que la mejores:

✅ Aprende a escuchar lo que el resto necesita

Uno de los básicos de la escucha activa es hablar con las personas de tu entorno y preguntarles directamente qué necesitan. Interésate por sus problemas, conoce sus preocupaciones y esta vez escúchalas de verdad, con el objetivo de aportar algo que les ayude a mejorar su situación actual.

Escucha activa de una emprendedora

✅ Pasa tiempo de calidad con las personas

Cuando lideramos un equipo estamos tan ocupadas que solo interactuamos con ellos lo justo y necesario.

Recuerda que la escucha activa es cuestión de generar confianza por lo que es imprescindible que te quites el sombrero de jefa de vez en cuando y disfrutes de tu equipo. Realizar acciones como tomar un café o compartir una cena hará que puedas desconectar de tu rol de jefa y compartir momentos de calidad con tu equipo.

✅ Deja el egoísmo a un lado

No te centres solo en lo desahogarte tú, el resto de personas tienen el mismo derecho a ser escuchados.

No interrumpas a las personas, no les juzgues o les hagas sentir menos importantes. Esas personas se están dejando la piel por tu negocio y es muy importante que sepas apreciar su tiempo. Para dejar el egoísmo a un lado hay una frase que tengo muy interiorizada en mi vida y la quiero compartir contigo: no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

Llegados a este punto es el momento de que tomes una decisión, ¿qué vas a hacer tu para mejorar tu escucha activa?

¡Déjamelo en los comentarios!

Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba