7 hábitos para potenciar la productividad de tus días

Estoy convencida de que los hábitos que voy a compartir contigo para potenciar la productividad de tus días van a marcar un antes y un después en los resultados que estás obteniendo.

Seguramente te resulta familiar esta situación: Decides emprender un proyecto que te apasiona y, de repente:

  • Empiezas a ver menos a las personas que quieres.
  • A penas tienes tiempo para ti, ya casi no practicas deporte.
  • Parece que nunca es el momento adecuado para hacer alguno de tus hobbies.
  • Dejas de cuidar tu alimentación.
  • Acabas tus días super cansada y muchas veces con dolor de cabeza.

¿Te resulta familiar alguna de estas situaciones?

Si la respuesta es “SÍ” estás en el lugar correcto.

En el artículo de hoy voy a compartir 7 hábitos que van a potenciar la productividad de tus días.

Potenciar la productividad

¿Por qué no me siento bien?

Antes de pasar a los hábitos, quiero que entiendas que si no estás siendo todo lo productiva que te gustaría es normal que te sientas más irritable, tengas menos sentido del humor y que, incluso, no te sientas feliz.

Has de entender que no solo es necesario organizarse, tener una buena planificación o saber priorizar. Ojalá fuera así de simple, tus emociones y pensamientos son fundamentales en el proceso de aumentar tu productividad.

Son nuestros pensamientos los que muchas veces nos juegan una mala pasada, por eso me encanta estudiar la mente y aprender a utilizarla a nuestro favor.

Precisamente de eso trata el artículo de hoy, de conseguir que nuestra mente esté de nuestra parte para que nos permita conseguir los resultados que nos hemos propuesto.

¿Cómo?

A través de los hábitos. Un hábito es un comportamiento que realizas de forma innata.

Si conseguimos que los hábitos que tengas en tu día a día te acerquen a tus objetivos, tu éxito será cuestión de tiempo.

Para conseguir que las acciones que hoy a compartir contigo hoy se conviertan en un hábito, es necesario que practiques, no lo vas a conseguir de la noche a la mañana. Incorporar un hábito requiere de tiempo y constancia.

7 Hábitos para potenciar la productividad de tus días

Ahora que ya sabes que la sensación de falta de tiempo o de no ser productiva te genera malestar, te voy a compartir 10 hábitos que me han ayudado a disparar la productividad de mis días.

1. Agradecer lo que tienes

Hay muchas investigaciones y libros que hablan sobre el poder de la gratitud.

Dedicar unos minutos cada día a agradecer por lo que tienes en tu vida (salud, buenas experiencias, personas que te quiere, un hogar, etc) hace que tu actitud sea positiva, pues tienes el foco en lo que te hace feliz y no en lo que no quieres.

Si dudas de los beneficios que puede aportar a tu vida la introducir la gratitud en tu vida, te recomiendo que leas El pequeño libro de gratitud de Robert Emmons.

En este libro se muestran experimentos medibles en los que se comprueba que las personas que dedican un tiempo a agradecer aumentan su felicidad y optimismo notablemente.

2. Utilizar la parte creativa del cerebro

En la sociedad en la que vivimos cada vez contamos con más tecnología, casi todo lo que necesitamos lo tenemos a un click y esta realidad está haciendo que perdamos parte de nuestra creatividad.

Si quieres disparar tu productividad tienes que dejar entrar en tu vida a tu lado creativo.

¿Cómo?

Da rienda suelta a tu imaginación: dibuja, escribe, pinta… Decide la forma en la que te sientas más cómoda pero acostúmbrate a utilizar tu lado creativo para resolver las situaciones que se te presenten en tu día a día.

3. Mueve tu cuerpo

El mayor activo de tu negocio eres tú. Eres el motor y debes cuidar de ti.

Cuando emprendemos solemos empezar a adoptar una vida sedentaria, debes ser consciente de que debes oxigenar tu cuerpo y tu cerebro y el deporte es la mejor herramienta.

No necesitas pasarte horas y horas en el gimnasio pero tampoco es cuestión de estar todo el día pegada a la silla.

Puedes trabajar en bloques de 90 minutos y parar para hacer unas sentadillas, bajar escaleras o hacer yoga, elije la opción que más te guste pero mantén tu cuerpo en movimiento.

4. Siestas de 15 minutos

Puede que ahora te estés preguntando qué tiene de productiva una siesta. Es normal, yo también pensaba que si me echaba la siesta estaba perdiendo el tiempo.

Por suerte, a través de estudios se ha demostrado que la siesta permite que tu cerebro descanse para estar activo las siguientes horas.

Por supuesto, todo es bueno en su justa medida, la recomendación es no excederse de más de 20 minutos de siesta.

5. Meditar

Otro hábito que va a disparar tu productividad es la meditación, muchas emprendedoras conocen los beneficios de este hábito pero son pocas las que lo incorporan como parte de su vida.

Quiero decirte que la meditación tiene dos intenciones muy positivas:

  • Calma tu mente de pensamientos constantes.
  • Desarrollo la atención y concentración.

Debes encontrar el momento en el que más cómoda te sientas: por la mañana nada más levantarte, al acabar tu jornada laboral, antes de dormir… Prueba y descubre el mejor momento para ti, pero si no tienes este hábito en tu vida ha llegado el momento de darle la importancia y valor que merece.

¡No lo procrastines más!

6. Bloquea horas sagradas

Si eres como yo y tu trabajo te apasiona, te resultará normal no parar de trabajar.

Disfrutas de lo que haces y te diviertes haciéndolo, podrías estar horas y horas sin parar. No obstante, aunque tener un trabajo que te guste es una gran motivación, debes saber desconectar.

Hay más vida a parte del trabajo y es importante que aprendas a darle el valor que merece el resto de las áreas de tu vida: amigos, familia, pareja, hijos, ocio, descanso….

Cuando planifiques tu semana planifica también el tiempo que le vas a dedicar al resto de áreas de tu vida, disfruta de todas las cosas en su debido momento. De lo contrario, acabarás quemándote porque parecerá que solo tienes tiempo para trabajar.

7. Tener un sueño de calidad

Otro hábito que va a potenciar tu productividad es tu descanso, como te decía antes: tú eres el motor de tu negocio.

Tu negocio carga de energía cuando tú recargas tu energía, por tanto, dale a tu descanso la importancia que se merece.

Dormir a la misma hora, tener la luz adecuada o conseguir eliminar el ruido de tu alrededor son algunos de los trucos que comparto en el artículo que escribí sobre el descanso. Te recomiendo que lo leas si no lo has incorporado ya.

Ahora te toca a ti… ¿Qué hábitos vas a incorporar para potenciar tu productividad?

¡Nos vemos en los comentarios!

Referencias

  • Alarcón, R. (2014). Construcción y valores psicométricos de una escala para medir la gratitud. Acta de investigación psicológica4(2), 1520-1534.
  • Moyano, N. C. (2010). Gratitud en la psicología positiva. Psicodebate. Psicología, Cultura y Sociedad, (10), 103-118.

Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba