Productividad al estilo japonés

¿Sabías que el estilo japonés es uno de los más productivos del mundo?

Cuando se habla de estilo japonés no solo hacemos referencia a su gestión de tiempo sino también a la forma que tienen de alcanzar sus objetivos mejorando su rendimiento y, por supuesto, aumentando también la rentabilidad que obtienen.

En definitiva, coger algunas ideas del estilo japonés te va a permitir mejorar la calidad a la vez que se optimizan los recursos y estrategias para tener más rentabilidad.

¿Cómo?

Sigue leyendo porque a continuación te voy a dar algunas claves que utilizan los japonenes

Estilo japonés

Claves del estilo japonés

Existen numerosas claves que forman parte del estilo japonés pero hoy quiero darte 3 que son imprescindibles a la hora de aumentar la productividad de tu negocio.

🎯 Clave 1: Conocer la jornada más productiva

Uno de los aspectos clave en los que se basa el estilo japonés es llevar un control de las horas o momentos más productivos.

Cuando se conoce el momento de máxima productividad lo que se hace es realizar en ese momento aquellas tareas más importantes, de esta forma estás utilizando tu momento más productivo para realizar las actividades que más beneficio te aportan.

Todos tenemos momentos en los que somos más productivos: a primera hora de la mañana, por la tarde o por la noche. Es importante que lo conozcas para que aprendas a sacarle partido.

🎯 Clave 2: Control de la calidad

Unido con la primera clave se encuentra el control de la calidad, en el momento en el que utilizas el momento de máxima productividad para hacer lo que más valor te aporta, te estás asegurando que tus actividades más importantes tengan la mejor calidad posible.

🎯 Clave 3: Optimizar recursos

Otra clave que tienen en cuenta los japoneses es la optimización de recursos que disponen. Todos contamos con una serie de recursos en nuestra vida, la idea con esta clave es que te preguntes:

¿Cómo puedo conseguir el máximo beneficio con los recursos que tengo?

Métodos japonenes

Ahora que ya conoces algunas de las claves del estilo japonés, voy a compartir contigo 3 métodos japoneses que pueden ayudarte a disparar tu productividad:

≫ Método Kanban

El significado de la palabra Kanban es cartel o tarjeta visual y consiste precisamente en dividir el trabajo en 3 etapas, cada etapa se anotaría en una tarjeta distinta:

  • Tareas pendientes de hacer: en esta tarjeta se anotarían todas aquellas actividades que queremos realizar.
  • Tareas que están en proceso: aquí pondríamos todas aquellas tareas que estamos haciendo en el momento actual.
  • Tareas finalizadas: en esa etapa se anotan todas las tareas que ya se han realizado.

Con este método lo que se consigue es saber cuántas tareas hay que cada fase y así poder tomar decisiones efectivas.

≫ Método Kaizen

Este método se ha hecho conocido en España como el método de “mejora continua“. Lo que se quiere conseguir aquí es la máxima productividad dando lo mejor de nosotros y de los recursos que tenemos en cada momento.

Las fases para aplicar el método Kaizen con las siguientes:

  • Planificar: definir los objetivos y metas que se quieren lograr así como el plan que se va a realizar para conseguirlo.
  • Hacer: ejecutar el plan que se ha definido previamente.
  • Verificar: analizar el resultado que se ha obtenido para evaluar los objetivos conseguidos y los que quedan por conseguir.
  • Mejora: tomar decisiones con el objetivo de mejorar el proceso que se ha seguido.

Debes saber que para que este método funcione, la disciplina y el compromiso deben estar presentes en todo momento.

≫ Las 5 “S”


Es una estrategia para aumentar la productividad en el lugar de trabajo: oficina, despacho, hogar…

  1. Seiri (selección): La primera fase se basa en seleccionar aquello que es necesario para conseguir tus objetivos, la idea es tener una zona de trabajo minimalista por lo que solo te quedarás con lo imprescindible, aquello que no lo sea lo puedes guardar o tirar.
  2. Seiton (organización): en esta segunda fase nos centramos en ordenar aquello que hemos decidido quedarnos con el objetivo de que cada artículo tenga un lugar adecuado.
  3. Seiso (limpieza): se trata de mantener ese lugar de trabajo limpio y ordenado a lo largo del tiempo.
  4. Seiketsu (estandarizar): consiste en mantener las fases anteriores a través de instrucciones o información de tal manera que cualquier persona que acuda a tu lugar de trabajo puede saber dónde se encuentra cada cosa y de qué forma debe quedar el espacio.
  5. Shitsuke (disciplina): la última fase hace referencia a comprometerse al 100% con lo que se ha establecido, es decir, que no existan excusas para no cumplir con lo pactado.

Con esta estrategia no solo se aumenta la productividad y la calidad sino que también se evita perder tiempo innecesario a la vez que se construye un lugar de trabajo armonioso y limpio.

Conclusiones

Es de emprendedoras sabias aprender de otras culturas pero en cuanto nos referimos a productividad, aprender de los japoneses nos pueden aportar un gran valor a nuestra vida.

La metodología que ellos utilizan les ha llevado siempre a ser de las potencias mundiales más productivas, por lo que aplicando las 3 claves que he compartido contigo hoy e incorporando de forma paulatina los métodos que ellos utilizan, vas a ver grandes cambios en tu vida.

⚠️ Recuerda: Conocimiento es saberlo y sabiduría aplicarlo.

¿Qué vas a empezar a aplicar?

¡Nos vemos en los comentarios!

Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba