8 trucos para dormir bien y descansar

¿Acabas los días cansada pero te cuesta dormir? ¿Te resulta difícil tener una noche de descanso pleno? ¿Llevas tiempo acumulando cansancio?

Si estás leyendo este artículo probablemente te haya pasado una situación similar a esta:

Suena el despertador, te preparas para ir a trabajar, realizas tu jornada laboral, vuelves a casa o vas al gimnasio y acabas el día súper cansada.

Probablemente, después de todo el día te encuentras con mucho sueño y estás deseando tener una noche de descanso. Sin embargo, te metes en la cama y eres incapaz de dormirte.

Empiezas a dar vueltas y vueltas en la cama, miras el móvil, enciendes la televisión o coges el portátil…

Finalmente, consigues dormirte sin saber muy bien cómo pero cuando te levantas tienes la sensación de no haber dormido nada. De hecho, puede que incluso estés más cansada que el día anterior.

¿Te suena?

Tranquila, yo también he pasado por esta situación en varias etapas de mi vida y descubrí que hay varios factores que nos impiden descansar correctamente.

Hoy quiero compartir contigo 8 trucos que a mí y a mis clientas nos han ayudado a que nuestras noches sean de descanso y nos permitan obtener la energía necesaria para afrontar nuestro día.

Dormir bien y relajada

Factores que nos impiden dormir bien

Antes de darte los 8 trucos que tengo preparados para ti, quiero contarte algunos de los factores que pueden estar afectando a tu descanso.

 ≫ Estrés

En la sociedad actual, el estrés es uno de los principales motivos por los que no podemos conciliar bien el sueño.

Cuando estamos estresadas, estamos preocupadas por los asuntos que tenemos pendientes o las cuestiones que tenemos sin resolver.

Esto hace que nuestro cerebro se active y que nuestra mente tienda a ponernos escenarios catastróficos que nos impiden quitarnos la preocupación de la cabeza.

 ≫ Demasiada iluminación

Es evidente que la sensibilidad a la luz depende de cada persona, pues hay personas que pueden dormirse a pleno sol o con iluminación en el hogar sin ningún tipo de problema.

No obstante, el ser humano es un animal diurno, lo que significa que descansa durante la noche y vive durante el día.

Por tanto, si hay demasiada luz en la habitación, el cerebro puede interpretar que aún es de día o que necesita estar despierto, lo que supone que le cueste más dormirse.

 ≫ Demasiado ruido

Al igual que con la luz, depende de la sensibilidad de la persona que el ruido le afecte o no.

Lo que si es cierto es que lo ideal para un buen descanso es el silencio absoluto.

 ≫ Cafeína y teína

Como sabemos, la cafeína y la teína son sustancias estimulantes.

Comúnmente tomamos té o café cuando queremos mantenernos despiertos, por lo que no es una buena idea tomarlo las horas previas a meternos en la cama.

 ≫ Sobreexitación

Muchas personas, tras una larga jornada laboral, desconectan haciendo deporte.

No obstante, demasiada actividad física puede ser contraproducente, pues nos encontramos más espabiladas y después nos cuesta conciliar el sueño.

 ≫ Cena demasiado pesada

Cuando ingieres una cena pesada, la digestión es más difícil. Esto puede provocar dolor de estómago, reflujo e incomodidades gastrointestinales.

Al tener malestar no estamos totalmente relajadas para tener una noche de descanso.

Es importante que identifiques cuál es el motivo por el que no puedes dormir bien. Puede que la causa de tu falta de descanso pueda deberse a alguno de estos motivos o a otros ajenos a este, lo que es cierto es que hay un motivo y te ayudaría mucho saber cuál es.

Decansar y relajación

8 trucos para dormir bien y descansar

Ahora sí, es el momento de que comparta contigo los trucos que yo utilizo para tener una noche de descanso.

✔ Truco 1: Respeta los horarios de sueño

Muchos estudios recomiendan dormir entre 7 y 8 horas al día. Es importante que respetes tus horarios de sueño, es decir, acostarte y levantarte todos los días a la misma hora.

Crea un hábito.

✔ Truco 2: Come y bebe lo algo que te ayude a conciliar el sueño

Procura no ir a la cama con hambre o sintiéndote muy llena, evita las comidas pesadas o abundantes e intenta comer un par de horas antes de acostarte, como mínimo.

Puedes ingerir bebidas que te ayuden a relajarte como tila o hierbaluisa para tener una mayor calidad de sueño.

✔ Truco 3: Crea un entorno relajado antes de dormir

Antes de dormir, prepara tu habitación para un correcto descanso.

Elimina los ruidos y distracciones, pon una luz con la que te resulte fácil quedarte dormida.

✔ Truco 4: Realiza actividades relajantes antes de dormir

Por ejemplo, puedes tomar un baño para relajar tu cuerpo antes de dormir y/o hacer actividades como yoga para estirar tu cuerpo, eliminar las tensiones acumuladas y relajarte.

✔ Truco 5: Elimina las siestas largas

Si quieres descansar por la noche debes procurar no echarte grandes siestas.

Elimina las siestas que duren más de 30 minutos, pueden interferir en el sueño nocturno.

✔ Truco 6: Lee

Leer un libro antes de dormir puede ayudarte a relajarte y, consecuentemente, generarte más facilidad para conciliar el sueño.

Lectura

✔ Truco 7: Elimina las pantallas

La luz LED que tienen las pantallas digitales de nuestros ordenadores, móviles o tablets nos impiden un correcto descanso.

Es importante que cojas el hábito de no ver la luz de estos dispositivos en la hora previa a dormir.

✔ Truco 8: Medita

La meditación te permite eliminar el ruido que hay en tu mente.

Cuando meditamos conseguimos reducir el estrés, la depresión, la ira… A la vez que preparamos a nuestro cuerpo y mente para un correcto descanso.

Consecuencias de no descansar

Por último, quiero nombrarte algunas de las consecuencias que puede tener en tu vida el hecho de no descansar correctamente:

  • Menor rendimiento físico y mental.
  • Irritabilidad.
  • Tendencia a la depresión.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Pérdida de memoria
  • Falta de concentración
  • Bajo estado de ánimo

En definitiva, el descanso es fundamental si quieres ser más productiva. ¿Por dónde vas a empezar?

¡Nos vemos en los comentarios!

Referencias:

  • Castro, A. M., Caamaño, L. U., & Julio, S. C. (2014). Calidad del dormir, insomnio y rendimiento académico en Estudiantes de Medicina. Duazary: Revista internacional de Ciencias de la Salud11(2), 2.
  • Miró, E., Lozano, M. D. C. C., & Casal, G. B. (2005). Sueño y calidad de vida. Revista colombiana de psicología, (14), 11-27.
  • Rosselló, J., Zayas, G., & Lora, V. (2016). Impacto de un adiestramiento en meditación en consciencia plena (mindfulness) en medidas de ansiedad, depresión, ira y estrés y consciencia plena: Un estudio piloto. Revista puertorriqueña de psicología27(1), 62-78.
  • Herguedas, A. J. U. (2018). La meditación como práctica preventiva y curativa en el sistema nacional de salud. Medicina naturista12(1), 47-53.

Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba