La puntualidad, un hábito muy productivo

La puntualidad es uno de los hábitos más productivos que podemos adoptar como emprendedoras. Bajo mi punto de vista, la puntualidad es cortesía, educación y respeto hacia los demás y, sobre todo, hacia ti misma.

Hoy quiero hablarte de la importancia de este hábito y del impacto que puede tener en nuestra vida y negocio el hecho de ser una emprendedora puntual.

¿Qué es la puntualidad?

Si pudiera definir puntualidad con mis propias palabras, diría que puntualidad es la capacidad de una persona de estar a tiempo para cumplir con los compromisos adquiridos: una cita de trabajo, reunión con amigos, cena con proveedor, presentación de un presupuesto, etc.

Cuando hablo de la puntualidad con mis clientas de coaching, siempre hago referencia a otro hábito de éxito: la disciplina.

Ser una persona puntual, implica ser una persona disciplinada, capaz de cumplir con su palabra por encima de cualquier excusa.

¿Por qué no somos puntuales?

Las causas por las que una persona es impuntual son diversas, a continuación te voy a nombrar 4 de las razones y haré hincapié en una de ellas:

Motivos por los que podemos ser impuntuales:

  • Falta de interés, ocurre cuando somos impuntuales porque no tenemos interés en el plan que hemos acordado llevar a cabo.
  • Baja autoestima, cuando retrasamos lo máximo posible un encuentro porque creemos que nos va a hacer sentir mal o infravalorarnos.
  • Perder la noción del tiempo, cuando estás tan enfocado en una tarea que pierdes por completo la noción del tiempo y cuando eres consiente de esto, ya es tarde para llegar a tiempo.
  • Mala planificación, cuando hemos planificado realizar determinadas actividades y la planificación no ha sido realista, por tanto, no es posible seguir nuestro plan y acabamos siendo impuntual en alguna de las actividades.

Como te podrás imaginar, voy a hacer hincapié en el cuarto motivo. Una de las principales razones por las que llegamos tarde a los lugares es porque no estamos planificando de forma productiva, saturamos nuestra agenda de tareas y nos resulta complejo llevar a cabo todas las actividades que hemos planificado. Por este motivo, en el siguiente apartado te voy a dar algunos tips para que aprendas a planificar tu agenda y que puedas llegar a tiempo.

5 tips para aprender a ser puntual

Lo primero que debes de saber es que no nos volvemos puntuales de la noche a la mañana. Como te comenté al principio de este artículo, para querer corregir este error se necesita disciplina, determinación, compromiso, fuerza de voluntad y responsabilidad como en todos los propósitos.

Antes de empezar a poner alarmas en tu teléfono o llegar tu calendario de recordatorios, debes llevar a cabo un cambio de mentalidad.

1º Responsabilízate de tu realidad

Para conseguir un cambio de mentalidad, el primer paso que debes dar es RESPONSABILIZARTE. Has de tomar responsabilidad del asunto y reconocer que la única persona responsable de que seas impuntual eres tú misma. Es cierto que de vez en cuanto pueden aparecer contratiempos, pero la mayor parte de las veces puedes llegar puntual si tienes una buena planificación.

Por tanto, debes dejar de culpar a los factores externos a ti y empezar por aceptar que tu realidad solo va a cambiar si tu cambias.

2º Siéntate y planifica

Una vez que has asumido tu responsabilidad, toma asiento y empieza a planificar tu día. Normalmente empezamos a realizar nuestro trabajo sin ser consciente de la cantidad de tareas que tenemos que realizar y eso nos hace estar saltando de tarea en tarea constantemente.

Debes parar un momento antes de empezar y evaluar cuántas tareas tienes en el día de hoy y, por supuesto, en que orden las vas a ejecutar (qué vas a hacer 1º, 2º,3º…).

3º No satures la agenda

Cuanto planifiques, no satures tu agenda del día, es importante que no esté llena de tareas, intenta agruparlas lo máximo posible y, por supuesto, trabaja bajo esta máxima que a mi tanto me ayuda:

“Es mejor pensar que voy a hacer menos y luego hacer más, que pensar que voy a hacer más y luego hacer menos”

La idea es que pienses que siempre es mejor planificar las mínimas tareas posibles y, si luego sobra tiempo, hacer más; que caer en el error de planificar muchas más tareas de las que eres capaz y luego darte cuenta de que finalmente has hecho menos

4º Deja tiempo entre tareas

Otro tip que me ayuda mucho a ser puntual es dejar tiempo entre tareas. Muy unida con el tip anterior, la idea es no tener tu agenda saturada, para ello, yo siempre intento dejar un espacio en blanco entre tarea y tarea, de esa manera, si surge algún imprevisto puedo atenderlo en esos espacios en blanco y, por supuesto, eso me hace sentir mucho más tranquila para poder llegar a las actividades posteriores a tiempo.

5º Planifícate para llegar antes

El último tip que quiero compartir contigo es que te acostumbres a llegar a los sitios o cita antes de tiempo, al menos unos 15 minutos. Por ejemplo, si tienes una cita a las 10:00h, ten en mente que realmente debes llegar a las 9:45h, al hacer esto estás hackeando tu mente para que se planifique de forma que puedas llegar a las 9:45h y no a las 10:00h.

Cuando incorporas esta costumbre, te darás cuenta de que tu mente empieza a procesar la información de otra manera.

Conclusión

Con los 5 tips que te he compartido en este artículo, no habrá plan que se te resista. Si tomas responsabilidad, aprendes a planificar tu día, no saturas tu agenda, dejas tiempo entre tareas y te planificas para llegar siempre antes, pronto empezarás a ver como la impuntualidad va desapareciendo de tu vida.

Recuerda, esto no se consigue de la noche a la mañana, lo más importante es que seas constante y disciplinada, solo de esa forma podrás conseguir ser una persona puntual.

¡Nos vemos en los comentarios!

Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba